18 may. 2017

Guau Walkers para El Refugio

Guau Walkers El Refugio

Mi hermano Miguel tiene un lazo especial con Sam. He perdido la cuenta de las veces que él y mis padres se han ocupado unos días de nuestro perro o han venido a pasearle cuando nosotros no podíamos. 
Compatibilizar la vida de perro y bebé en invierno puede ser complicado, porque oscurece pronto, llueve, hace frío, y el primer y último paseo del día de Sam suele coincidir con horas de sueño y de comida de Emma. Así que si no estamos los dos en casa o uno está enfermo, la situación es algo movida. Por eso la ayuda que nos brinda nuestra familia nos facilita muchísimo las cosas. Además, desde siempre hemos sentido que el animal se siente la mar de contento con ellos. Las casas de mis padres y mis suegros son como su propia casa.

Como os contaba, lo de mi hermano y mi perro es amor verdadero, de flechazo. Se nota que Miguel es una de las personas preferidas de Sam porque se pone mucho más que "como loco" cuando le ve. Ambos disfrutan mucho de los paseos y de su mutua compañía, y el vínculo no hace más que crecer cada día. Siempre le han gustado los perros, pero creo que desde Sam su afecto por "los chuchos" (como él los llama amistosamente) ha crecido muchísimo más. 

Pensando en todo esto, di con la página de El Refugio, una organización que se dedica a la ayuda de perros y gatos abandonados. Consulté las opciones que existen de colaborar con ellos y de repente se me ocurrió un planazo con el que sorprender a mi hermano. Además de ofrecer adopciones, acogidas y donaciones, este sitio ofrece la posibilidad de que voluntarios saquen a pasear a sus perros por los alrededores de la instalaciones, es decir, hacer de Guau Walkers

Hace tiempo os contaba que para nosotros, pasear con nuestro perro no es una obligación, sino un placer. Una oportunidad de desconectar, hacer ejercicio y estrechar más los lazos con tu mascota. Pero si a ello unes que colaboras con un proyecto así de digno, la cosa merece mucho más la pena.

11 may. 2017

La escapada express ideal para madrileños (y cualquiera)

Cala Cortina Cartagena
Cala Cortina

Como yo, seguro que algunos de vosotros hoy sentís especial alegría de ser madrileños. Se acercan las fiestas de nuestro patrón, San Isidro Labrador, y por lo tanto comienza un largo fin de semana en el que quizás planeáis alguna que otra escapada, además de poneros morados de rosquillas y chocolate.
Y es que, aunque hayamos nacido en el interior, también nosotros tenemos la necesidad de que la brisa del mar nos pegue en la cara y sentir los rayos de sol de vez en cuando. Estamos entrenados a fuerza de aguantar atascos, pero también ansiamos una vía de escape, y no hay mejor carga pilas que el sonido de las olas, ¿a que sí? 

Durante los dos años que vivimos en Cartagena recibimos las visitas de familia y amigos, que venían más con la intención de venirnos a ver a nosotros, que por la de conocer el sitio en el que estábamos. Seguramente no se encuentre en la lista de las ciudades más afamadas como destino indispensable, porque además hasta recientemente no ha sufrido la transformación más gorda que ahora la ha hecho atractiva. 

La cuestión es que cada grupo de gente que despedíamos, después de pasar unos días, se volvían encantados y comentando que no se imaginaban Cartagena de esa manera, que les había sorprendido muchísimo, y sobre todo que habían disfrutado de lo lindo en tan poco tiempo. Fue entonces cuando asimilé que sentirnos tan a gusto allí no era solo cosa de nosotros, sino que realmente la calidad de vida era buenísima, además de que ofrecía una serie de cosas claves para personas acostumbradas a vivir en la capital y otras grandes ciudades de interior.

Ahora que nos hemos restablecido en Madrid, veo el tema desde el mismo punto de vista que tenían los que nos visitaron entonces. Escaparnos a Cartagena es un verdadero placer. Únicamente se necesitan dos o tres días para volver de nuevo a casa como nuevos después de vivir de todo esto que os voy a contar...

3 may. 2017

10 mamás conciliadoras a las que me gustaría parecerme


Llega el día de la madre y la segunda vez que tengo la oportunidad de celebrarlo como homenajeada, además de homenajear a la mía, claro. Confieso que el año pasado aun estaba asimilando lo de ser mamá, porque Emma llevaba con nosotros apenas un mes, así que esta va a ser la primera vez que sienta este día como verdaderamente mío, por eso me hace mucha ilusión.

Más allá de cuestiones de regalitos y flores, mola por fin estar al otro lado de la barrera y sentir en carnes propias las cosas buenas y males de esta condición. A lo largo de este año he ido moldeando, poco a poco, ese tipo de madre que deseo ser y que irremediablemente soy, porque hay cosas que se escogen y otras que van en cómo eres por naturaleza, y que, llegado el momento, simplemente afloran.

Volver a la vida profesional fue una de estas situaciones claves que ha marcado la manera de tomarme la maternidad.
En diciembre comencé a trabajar muy felizmente a media jornada, pletórica dedicándome a lo que me gustaba mientras Emma estaba en la guardería. Después la recogía y disfrutaba de casi toda la tarde con ella.
Al tiempo se me planteó la posibilidad de extender la jornada laboral, y aunque en un primer momento pensé que no tendría problema en acceder, al pensarlo un poco más se me hacía un nudo muy muy gordo en la garganta... Supongo que es algo que todas sentimos, desgraciadamente la mayoría mucho antes que yo, cuando a los cuatro meses de vida deben dejar a su bebé para reincorporarse de la baja maternal.

La cuestión es que por A o por B me salió de muy dentro lo de plantearme una manera alternativa para desarrollarme en mi carrera, a la par que estaba lo suficientemente en casa con mi hija. Por ella y por mi. Para que no le faltara nada de todo ese calor y tiempo que a nosotros nos dedicaron nuestros padres, para no perderme ni un momento de su vida a la vez que yo podía emplearme, aportar económicamente a la familia y sentir que no renunciaba a mi faceta profesional.

Reconozco que en este mundo virtual, al que todos pertenecemos, fueron muchos los ejemplos de otras madres que alentaron mi decisión.  Soy consciente de que en redes sociales a veces solo se muestra lo bueno y que hay gente que maquilla mucho la realidad, pero a la larga se acaba conociendo este tipo de perfiles. Las madres de las que yo hablo me gustan porque hablan con mucha sinceridad y enseñan las buenas y las malas rachas, y es precisamente esta transparencia lo que hacía sus vidas tan atractivas a mis ojos.
A algunas tengo el placer de conocerlas en carne y hueso y me han ayudado lo suyo, a otras no tengo la suerte. Todas ellas son mi inspiración...

27 abr. 2017

Pensamientos Flash: Dar Amor

Netisimmas en Asfy & CO

Hace dos días celebramos la primera reunión de Netisimmas, la red de blogs apenas recién fundada a la que me he unido. 
Y aunque el proyecto sea reciente, la sorpresa es que está creciendo muy rápidamente, tanto en integrantes como en objetivos conseguidos. Su propulsora está sembrada, nos está transmitiendo esa fuerza y energía positiva que se requieren para comenzar de la nada, y nosotras la estamos metabolizando en muchas cosas buenas.

Nos vimos en Asfy & Co, charlamos sobre el proyecto, hacia donde caminamos, todo lo que nos une pero que a la vez nos diferencia y por lo tanto da más valor a la unión. Y es que lo de caminar al mismo son es más que básico para alcanzar en grupo lo que te propones, pero yo apuesto por conservar como oro la personalidad y manera de hacerlo de cada una, que sin diversidad no hay valor.  

Fue una tarde de auténtico subidón en la que me fui de allí sumando varias cosas... 

21 abr. 2017

La magia de mi nombre

La Magia de mi Nombre

En numerosas ocasiones he oído y leído que no hay mejor manera que entender a tus hijos que hacer memoria y recordar lo que sentíamos nosotros mismos cuando éramos niños.
La verdad es que yo tengo muy presente mi infancia en cada cosa que hago. Supongo que todos la tenemos. Esa etapa delicada y bellísima en la que la que tus cimientos se van asentando, en la que la nuestra mirada es más creativa que nunca y nos sentíamos capaces de hacer cualquier cosa. Recordamos los olores, las personas y lo que hicimos con tanta claridad que parece que fue ayer cuando jugábamos con nuestros hermanos y nuestros padres nos leían cuentos.

Revivir la agradable sensación de ser arropada en mi cama y escuchar una y otra vez historias mágicas y llenas de aventuras, es uno de los momentos que más me reconfortan. Creo que estos instantes  hacen que los niños afiancen su personalidad, fomenten su imaginación y se sientan especiales, al menos a mí me sucedió así. Por eso, tengo claro que cuando Emma crezca un pelín más vamos a instaurar la rutina de leer juntas antes de apagar la luz. Poco a poco estoy creando su biblioteca.

El libro La magia de mi nombre promete ser sin duda uno de nuestros preferidos. Es un cuento personalizable con el nombre del niño o la niña, lleno de historias fantásticas a través de las cuales el personaje descubre página a página qué cualidades tiene su nombre y ellos mismos.

15 abr. 2017

Batería de Cala Cortina en Cartagena

Batería Cala Cortina Cartagena

¿Qué tal está yendo vuestra Semana Santa?
Hemos venido a pasar los últimos días a Cartagena y de nuevo me he contagiado de ese buen rollo que viví el tiempo que estuvimos aquí. Estamos muy felices viviendo en Madrid pero sentir de nuevo en nuestras carnes los efectos beneficiosos de la vida lenta, la brisa del mar que vuelve pegajosa la piel y llegar a todo paseando es un verdadero placer carga pilas.

Una mañana dejamos a Emma con los abuelos y nos escapamos a Cala Cortina con la intención de darnos un chapuzón. Pero cuando llegamos allí no hacía temperatura para estar demasiado rato, así que ya nos dirigíamos hacia el parking para volver cuando nos dimos cuenta de que la puerta de las ruinas de la Batería abandonada de al lado esta abierta. Cada vez que pasaba al lado sentía unas ganas enormes de saltar la valla y curiosear un rato por allí, pero al final me daba un pelín de cosa y desistía. Así que esta vez no desaprovechamos la oportunidad para echar un vistazo más de cerca.

6 abr. 2017

Pensamientos Flash: Señales

Casas Calle Roma Madrid

¿Cómo va esa semana? Además de por otras cositas, hoy estoy la mar de contenta porque estoy cogiendo ritmo con el blog. Buena parte de culpa la tiene el haber empezado a formar parte de la red de blog de Netisimmas. Entre nosotras nos animamos, enriquecemos y ayudamos.

Continuando con el hábito de "cazar" ideas y reflexiones hoy lanzo otra entrega de Pensamientos Flash. Esta vez van muy encaminados a un nuevo cambio en mi vida que ya tanteé hace unos meses pero que ya por fin he hecho realidad:

1. Creo que a veces es necesario nadar a contracorriente para darte de una vez cuenta de que en realidad ese no es tu camino. De que el gasto de energía es tal que no merece lo bueno que te pueda aportar, quemar todos los cartuchos, dejar que la llamar de la vela termine con la cera. Aceptar que no te renueven un contrato como una gran noticia para hacer lo que en realidad siempre has querido pero que no te atrevías.
He decidido dar a mi momento lo que no paraba de pedirme a gritos porque por fin estoy preparada para escuchar. Estoy respondiendo a las señales que me está poniendo por delante, pequeños grandes detalles que como flechas me indican la dirección para ceder a mis deseos, no a mis miedos y no sentirme culpable por ello. 
Mini recompensas como sucesos que me favorecen, personas que me dan buen rollo y algún que otro hallazgo que cargan mi mochila de energía positiva para sumergirme en el mundo del autónomo. Pues eso, señales.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

.

.