18 sept. 2012

Mola mucho / No mola nada



Una recopilación de las mejores y peores situaciones de ridículos vividas, anécdotas que casi parecen chistes, accidentes domésticos que se vuelven comedia. Cosecha de amigos, familiares y propia.

Porque, cuando después de ponernos como un tomate, el único consuelo que nos queda es recopilar algo más para contar y hacer reír. Porque todos llevamos un poco de comedia dentro, sólo hay que dejarla salir de los días más atropellados de nuestras vidas.

1. Ir a buscar algo en el bolso y encontrar por casualidad una chocolatina que dejaste olvidada un par de días atrás. MOLA MUCHO.


2.  Querer rizarte las pestañas, coger el rizador, apretar liberar. No comprender por qué tu mejilla está llena de pelillos, y desgraciadamente comprender que el rizador se ha roto y ha cortado tus pestañas cual guillotina. Mirarte al espejo de nuevo y ver que la diferencia con el otro ojo es más que evidente. NO MOLA NADA.

3. Darte cuenta de que siempre has llevado la misma camisa al revés, porque de repente encuentras la etiqueta delante, pero decidir no cambiarla porque estás convencida de que así queda mucho mejor. MOLA MUCHO.


4. Pensar que hoy debes de estar monísima, porque desde que has salido a la calle todo el mundo se gira para mirarte. Pero después de viajar en metro y llegar a la oficina, tu compañera te dice que llevas una percha colgando en la espalda. NO MOLA NADA.


5. Castigar a tu hijo guardando todos sus juguetes en el trastero, decirle que se los regalaste a los niños pobres porque él se portó muy mal. Corre a su cuarto y vuelve con la cara manchada ligeramente de negro y suelta “¡Ála, ya soy un niño pobre!”. MOLA MUCHO.


6. Terminar de comer, salir del restaurante, oír detrás de ti la voz de alguien que grita “Perdona!!!”. Te das la vuelta, una chica corre hacia ti para advertirte que llevas enganchado el extremo de tu falda por dentro de tu ropa interior. NO MOLA NADA.


7.  Decirle a un amigo los bonitas y largas  que tiene las pestañas, bromear con lo bien que le quedaría el rímel, y acabar poniéndole barra de labios, eyeliner y los zapatos de tacón más altos de tu armario. MOLA MUCHO.



17 comentarios:

  1. Volverte loco buscando tus gafas de sol y darte cuenta que las llevabas en la cabeza no se si mola o no pero quedas como un idiota :)

    ResponderEliminar
  2. No quiero saber quien se ha puesto rimel....jejeje
    O.

    ResponderEliminar
  3. Uff, no quiero ni pensar que me pasara lo de las pestañas!.
    Y sí, encontrarse chuches que no recordabas, mola mucho! A mí me pasa con los chupachups, los compro y si no me los como en ese momento, se me olvidan en el bolso hasta más ver, jaja.
    Bsitoss

    ResponderEliminar
  4. Divina entrada!!! Por favor ! Que risas me he echado...Un beso fuerte fuerte por alegrame el dia. www.laestrelladelola.blogspot.com

    ResponderEliminar
  5. Mola mucho esta entrada, y también descubrir que enel frasco de tu perfume favorito aún queda un poco o que en ua chaqueta de invierno guardas las entradas de cine de aquel día tan especial. Todo eso mola mucho. Un besito.http://saldelapuro.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  6. JAJAJAJA, me ha encantado el post!!!lo de la chocolatina me ha pasado y lo dela ropa interior!!!!!una vez, todo el mundo en el bar se giraba para mirarme y yo pensaba: dioos, hoy debo de estar más mona que nunca!!hasta que una amiga vino corriendo a avisarme, dioooooos, no volví a entrar al bar de la vergüenza...

    besines

    ResponderEliminar
  7. Buenísimo Begoña!cómo me he reido... Tengo que admitir que la seis es muy mía..

    http://cravingforbarneys.com

    ResponderEliminar
  8. Madre mía! Me ha encantado!! La verdad es que nada tiene desperdicio eh! Pero explícame eso de la percha... xDD Acabo de conocerte por Marlén! Y aquí me quedo!!
    Besitos!
    Beatriz
    http://uvasconquesosaborabeso.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  9. Que te llame tu hermana, y que te diga si vas a estar en casa porque tiene algo muy importante que decirte...Reunirnos para ello y averiguar la verdad cuando te enseña un anillo bonito-bonito bien colocado en su dedo....eso si que MOLAAAAA!!!!!

    ResponderEliminar
  10. Jajaja!!! Me he reído mucho y me han pasado un par de las cosas que pones (lo de la falda metida por la ropa interior ¡Qué vergüenza!). Una entrada genial. Besos!!

    ResponderEliminar
  11. quería leer tranquilamente esta entrada, porque vi que tenía jugo... y no me equivoqué jajajaja me he reído taaanto!
    me ha encantado lo de la percha, y lo del peque "pobre" jaja qué grande!
    Pero con las pestañas me han dado casi ganas de llorar, ayyyy dime que no es verdad!
    Estoy deseosa de una nueva edición de MolaMucho-NoMolaNada. Beso!

    ResponderEliminar
  12. Gracias a todos por vuestros comentariossss m animan a seguir publicando mas absurdeces de estas y algunas cosas massss. Un besazo

    ResponderEliminar
  13. jajajaj!! qué grande Bego! me encanta lo de la percha, me muero de risa de imaginármelo!

    ResponderEliminar
  14. Bego, me molado mucho todo y lo que no mola de me olvida pronto. Lo de las pestañas se arregla cortandose las del otro ojo......

    ResponderEliminar
  15. Noo!!!.
    No te cortes las pestañas. No se te nota. A veces somos nosotras mismas las que pensamos !UF! que van a decir....Pero es evidente que las personas en general no se fijan en pequeñeces.
    Yo he ido al trabajo con un zapato de cada color, y me he reido. Nadie se había fijado.
    LOS DESPISTES SON DIVERTIDOS SI TE LOS TOMAS CON HUMOR
    Besooooooooooos.

    ResponderEliminar
  16. Algo que siempre siempre me ha molado y me mola es recordar cómo ANTOJADA, hace bastantes años, expresaba sus sensaciones térmicas: " e frío ", " a calor "

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

.

.