Fantaseando con ERMITAÑEAR

A veces le tomo prestado el nombre a Antoñita, y FANTASEO. Y mucho.
Supongo que lo de leer literatura fantástica y ser aficionada a tardes de Rol ayuda un poquillo.
Vivir entre verde, muros de piedra, madera y en mitad del bosque es una de las pelis que me monto. Puro cuento. Y nunca mejor dicho, porque la casa que me construiría sería una como la de Hansel y Gretel, Bilbo Bolson, Caperucita o la de una bruja buena, por ejemplo.
Esta fantasía se hubiera quedado simplemente en eso, en otra idea ridícula y fugaz que aparece y desaparece sin más, si no hubiera sido por las fotos que encontré en Sustentador y en Decohunters… La mejor selección de casitas de bosque que había visto jamás, que yo he ampliado un poco.
Imágenes que no han hecho más que alimentar mis ideas de loca de la colina y que me han llevado a estipular unos claros REQUISITOS que debería cumplir LA PERFECTA CASA DEL BOSQUE para que yo me mudara:
  • Debe ser austera, no destartalada, y con detalles bonitos.
  • Estar al lado de un río para poder aprovisionarme de agua.
  • Tener una chimenea en medio de la estancia principal.
  • Estar dotada de un amplio espacio para despensa (para guardar las provisiones de todo un invierno).
  • Ventanas en todas las paredes, con vistas a todos los ángulos al exterior.
  • A ser posible que tenga un altillo, al que acceder mediante escalera, en el que poder colocar la cama.
Una vez establecidos estos requisitos, casi puedo llegar a creerme que alguna vez lo dejaría todo para recluirme en una vida tranquila y apacible, lejos de las comodidades de las ciudades, tiendas, cines y supermercados.  
ERMITAÑEAR en sueños puede llegar a ser muy muy placentero.

14 Comments

  1. Yo suscribo todo pero añadiría una enorme biblioteca, con chimenea, of course, un sillón orejero para leer y un escritorio de esos antiguos, un bureau con tapa que cierra con llave y cajones secretos donde escribir muchas novelas. Y debe haber matorrales con moras y plantas de fresas silvestres. Un besito y maravillosas imágenes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *