ROSA, ROSAE. Inspiración Wedding Guest.

Lauboutin

Reconocer abiertamente que mi color preferido era el rosa a los seis años de edad y en el seno de mi familia era una actitud bastante KAMIKAZE por mi parte. Vamos, que me gané a pulso la fama de cursi entre mis primos mayores.

Pero no, yo no podía mentir diciendo que prefería el azul, el verde o el amarillo. Primero, porque siempre se me ha dado fatal mentir. Segundo, porque se me veía el plumero a la hora de escoger ropa, juguetes y demás artículos infantiles. Tercero, porque algo dentro de mí ya me decía que cada uno es lo que es, le gusta lo que le gusta, y es mejor que la gente aprenda a aceptarte tal cual eres.

Cherubina.com

Y si, que pasa, hoy el rosa sigue siendo mi color preferido.
Lo cual no quiere decir que lo elija sobre el resto de colores para decorar mi casa, escoger una funda de teléfono, un portátil, un collar para mi perro, la ropa interior en plan Paris. No, no, y no.
Lo uso, pero en pequeñas cantidades porque me encanta, pero también cansa. EL ROSA GANA DOSIFICADO.

Y dosificado es como posiblemente lo luciré de invitada de boda.
Me he dado cuenta que sospechosamente mis favoritos para estos eventos suelen centrarse en esta gama de color. Algunos en mi armario ya, otros en mente esperando ser comprados, y otros en mi selección de Pinterest con intención meramente aspiracional.

jennypackham.com

Antonio Benardi

Valentino

bridalmusings.com
¡FELIZ SEMANA SANTA A TOD@S!

8 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *