Taller de Mesas de Navidad con Sonia Escribano

Con motivo de mi inminente mudanza, me he decidido a aprovechar a tope el tiempo que me queda en Madrid. En especial, aquellos momentos con amigas, a las que se que tanto y tanto voy a echar de menos.

Entre tanta cena y compromisos pre-navideños sacamos un ratito para estar juntas y acudir al taller de Mesas de Navidad que Sonia Escribano celebró en The Place.

Sonia nos encantó por la profesionalidad y delicadeza que desprende.
Cercana desde el primer momento, nos contó que ella misma se se había encargado de la decoración navideña de The Place. Sabe comunicar de manera clara y con facilidad sus ideas para decorar.

Ideas que llevó a la práctica montando para nosotras dos mesas con un concepto diferente, ambas apropiadas para estas fechas.
Una bucólica, rústica, con base beige sobre la cual se superponen dorados y elementos naturales. Otra, más festiva, elegante, combina los tostados y marrones con toques de rosa.

Pero no todo se quedó en mirar. Tomamos muy bien nota de las 8 CLAVES sobre las que Sonia incidió especialmente con el objetivo de «educarnos» en el arte de decorar. Nos dejó claro que no sólo nos servirían de cara a Navidades, sino también para montar cualquier mesa de ahora en adelante: 

1. El blanco y crudo, nuestro mejor aliado.

Si utilizamos tonos claros en el mantel y servilletas, será más fácil encajar el resto de elementos en el conjunto. Da más libertad para añadir cualquier color y aporta versatilidad, ya que con un mismo mantel se pueden montar mesas muy diferentes en distintas ocasiones.

2. Aprovechemos lo que ya tenemos.

No compremos a lo loco. Seguro que ya tenemos un montón de materiales bonitos a los que podemos sacar mucho partido.


3. Gracias naturaleza.

Si somos aficionados a los paseos campestres y estamos atentos, podremos recoger algunos elementos muy valiosos para añadir a la mesa: ramas, maderas, flores…Eso si, siempre respetando el entorno. 
Abstengámonos del musgo.


4. Cambiemos la utilidad de los elementos.

Por ejemplo, un adorno navideño o un coletero puede hacer las veces de servilletero.

5. El protocolo está para saltárselo (en casa).

Sonia es de la opinión de que mientras estemos en familia, el protocolo es algo que no siempre debemos seguir. Es cierto que existen unas normas, pero no debemos ser esclavos de ellas.
Ella por ejemplo, suele poner velas en la mesa, aunque se trate de una comida. 
6. Poner los nombres en cada sitio es una muy buena idea.

Da una imagen de cuidado y mimo extra, además de ayudar a salvar tiranteces en caso de que un invitado no encaje especialmente con otro.


7. Busquemos el equilibrio.

La flexibilidad está admitida siempre y cuando la mesa guarde un equilibrio en cuanto a colores, alturas, luz y simetría.


8. Dejemos a un lado el miedo.

Pero sobre todas las cosas, incidió en el tema de que es necesario lanzarse, experimentar y perder el miedo para comenzar a crear.

OS DESEO UNA FELIZ NAVIDAD
PD: Gracias Olguita por tus fotazas 😉

12 Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *