19 mar. 2015

Una silla personalizada para Pablo. Antes y después

Silla restaurada para bebé Pablo
Silla restaurada para bebé Pablo

Se acercaba la fecha prevista para que Pablo (el bebé de una gran amiga) naciera, y me apetecía tener un detalle especial.

Sabía que la familia ya había realizado todas las compras necesarias para recibir al nuevo miembro como se merecía, por eso la idea de regalarle un juguete o algo de ropa no me llenaba del todo. Deseaba algo especial para un niño que iba a ser especial. 

Yo recuerdo y conservo aun algunas cosas que adornaban mi habitación, alrededor de las cuales he crecido. Una lámpara, un espejo pintado, una sillita...Cada vez que las miraba recordaba que habían sido hechas por seres queridos sólo para mí y eso me hacían sentir única.
De ahí que se me ocurrió la idea de comprar esta silla mecedora de pino, darle mi propio toque y personalizarla con el nombre del bebé.

Silla restaurada para bebé Pablo

Silla restaurada para bebé Pablo

Mi amiga vive en Madrid, por lo que no había tenido oportunidad de ver en vivo y directo el precioso cuarto que habían preparado con mucho amor para Pablete. Pero por suerte pudo mandarme unas fotos que me guiaron para escoger un acabado que fuera en consonancia con las paredes y el resto del mobiliario.

Silla restaurada para bebé Pablo

Me decidí por un tono tostado que tira a gris con el objetivo de que las letras con el nombre pudieran apreciarse con facilidad. Además, así sería mucho más fácil que la silla pudiera adaptarse a los futuros cambios de la habitación del niño.
Una vez terminada, me gustaba bastante el acabado, pero al mirarla me parecía algo sosa para el cuarto del peque. Pedía a gritos un toque de color extra...
Se lo di añadiendo un cojín de Mi Casa que mi madre me ayudó a encontrar.

Silla restaurada para bebé Pablo

Satisfecha con el trabajo realizado fuimos por fin a conocer a Pablo y pudimos entregársela con una emoción enorme. Saber que la silla que yo había restaurado iba a estar cada día a su lado, viéndolo crecer, es algo mágico...

Silla restaurada para bebé Pablo

A continuación os detallo las fases del proceso...


1. Originalmente el tono de la silla era muy claro. Yo deseaba pintarla de tostado claro, lijar un poco los bordes y que el color de la madera que se viera debajo fuera algo más oscura. Quería conseguir un efecto parecido al que conseguí en la cómoda blanca de abuelita, pero más leve.
Por eso, primero teñí toda la superficie con nogalina.
Silla restaurada para bebé Pablo
2. Una vez seca, la pinté con pintura Americana. Concretamente el color es Driftwood.
Silla restaurada para bebé Pablo
3. Para pintar las letras utilicé como plantilla una regla de colegio.
Esta técnica también la utilicé en la restauración del escritorio gris que os enseñaba hace unas semanas. Escogí el color Zinc también de Americana.
Silla restaurada para bebé Pablo
4. Para dar ese acabado desgastado e industrial lijé ligeramente los bordes y cantos de la silla. También mezclé betún de Judea con cera que apliqué de manera no uniforme. 
Silla restaurada para bebé Pablo

Confío en que os haya gustado...
Yo no puedo sentirme más feliz de enseñaros este trabajo que he hecho con tanto amor.

13 comentarios:

  1. Un regalo original y precioso. Seguro que siempre le tendrá un cariño especial.
    Un beso grande!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que Pablo con el tiempo no pueda separarse de su silla...jeje

      Eliminar
  2. Que chula has dejado la silla, seguro que le encantó. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!!! Y si, a la mami le encantó. A ver que dice el crio cuando crezca :)

      Eliminar
  3. Me emociona leer esto, que regalo más maravilloso. Me encantan las mecedoras, yo tengo una y es que son tannn, ayyyy. Siempre que veo una recuerdo la escena de la peli El patriota cuando a Mel Gibson no le sale y cada vez que se sienta la rompe, y es que una mecedora llena de vida cualquier estancia. Un beso y enhorabuena a Pablo por ese regalo tan especial.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Marigem!!!!! No recuerdo haber visto El Patriota...Me la apunto para fijarme en ese detalle. Yo también adoro las mecedoras. Llevo detrás de una para mi hace un montón de tiempo.

      Eliminar
  4. Que detallazo! Así da gusto tener amigas como tú, estos tipos de regalos tan personales escasean y la gente suele salir de estas situaciones con cualquier cosa. Me encanta como te quedó, eres ya una profesional, eh? Para cuando el espejo que vi por Facebook? Un beso y feliz fin de semana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras Pepilla :) pero aun me queda un trecho bueno para ser profesional. Menos mal que tengo una profe que si que lo es y me guia mogollón. A ver si puedo publicar pronto algo de lo que hace ella...Eso si que es una maravilla!!
      Ahora estoy con el espejo. En cuanto lo termine lo publico.
      Un beso!!

      Eliminar
  5. Simplemente genial. Está hecha con muy buen gusto, el color precioso, muy elegante, con ese tono más oscurito asomando levemente por debajo. Sin duda un regalo 10. Feliz semana :))

    ResponderEliminar
  6. Una gran idea, un regalo muy personal y muy especial. Me gusta el trabajo que has hecho.
    Saludos.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

.

.