14 ene. 2016

10 consejos para superar con éxito una mudanza

Consejos para superar una mudanza
Mi cocina hoy
Mudarse en mucho más que meter tus cosas en cajas y trasladarlas a otro lugar. Mudarse es enfrentarse a un gran cambio. A la inestabilidad de que el escenario de tus días de modifique de repente por otro nuevo. 
Despedirse de los rincones más familiares de tu rutina (lo que ves nada más levantarte, donde desayunas, la vista desde tu ventana...), para adentrarte en estancias desconocidas con las que aun tienes que hacerte.

Hoy escribo con el permiso de mi suegra, la persona con más experiencia en mudanzas que conozco (casi treinta, ni más ni menos). Después de encauzar nuestra cuarta juntos, he aprendido mucho de las recomendaciones de otros y de mi experiencia propia. 

La incertidumbre al comprobar que nuestro entorno cabe en un simple camión, el vacío de una casa (que hace apenas 4 horas estaba repleta de los objetos de nuestra vida) y la desorientación al llegar a un nuevo hogar se merecen unos buenos consejos que sirvan de guía en caso de que vayáis a enfrentaros a una mudanza. Prácticos y también enfocados a lo emocional, porque aunque dispongamos de ayuda, la mudanza es en parte un proceso que sólo nosotros mismo podemos hacer...



Enfrentarse a lo que hay que hacer...

1. LO PRIMERO, ROPA EN ARMARIOS,  MENAJE EN LA COCINA Y BAÑO UTILIZABLE.


Una vez se tenga eso, se puede ir tirando y hacer el resto sin agobiarnos, sucesivamente a lo largo de los días.



2. METE EL MÁXIMO DE CAJAS POSIBLE EN UNA O DOS HABITACIONES y deja el resto de la casa libre y habitable.



De esta manera, con sofás, mesa, sillas y cama colocadas se puede empezar a estar más a gusto e ir trabajando poco a poco. Puedes concederte hasta el lujo de olvidarte de vez en cuando que estás de mudanza, simplemente cerrando las puertas de las "habitaciones trastero" ;)



3. BUSCA AYUDA DE FAMILIARES Y AMIGOS, pero tratar de que trabajen bajo tu supervisión.


En mi opinión eres tú quien debe decidir cómo organizar tu ropa, las tazas de café o los artículos de aseo. Una casa es algo muy personal y debe estar organizada acorde a los habitantes de ésta.
Si alguien que no está habituado a tus costumbres coloca tus cosas sin preguntarte, es posible que más adelante tengas que recolocarlas porque no te resulte la manera más práctica.


4. EN CADA CASA SON POSIBLES UN MILLAR DE DISPOSICIONES DISTINTAS DE TUS MUEBLES.


No sucumbas a dejarlos colocados tal cual "cayeron" cuando llegaron. Prueba unos días de una manera, otros de otra... 
Traslada el sillón a la pared de enfrente, la mesa de comedor a la otra esquina. Prueba a colocar la cama e otra manera hasta que te sientas del todo a gusto.
Cuando llegamos a nuestro piso nuevo de Cartagena hace dos años, me familiaricé con el feng-shui y probé a colocar mi dormitorio según esta filosofía porque no dormía bien. Sentía que las cosas no estaban en su sitio... Reorganizamos la disposición siguiendo sus pautas y el insomnio desapareció.


5. APROVECHA PARA HACER LIMPIEZA DE ARMARIO Y TRASTOS VIEJOS.


Mudarse es volver a empezar. Una gran oportunidad para desterrar de tu vida un montón de cosas que has ido acumulando sin sentido a las que no das uso.
Clasifica lo que aun sirve de lo que no. Da la ropa a una parroquia u ONG, vende de segunda mano los electrodomésticos que ya no utilices.



6. ORGANIZA TUS DÍAS CON UN LISTADO DE TAREAS, POR PRIORIDADES Y CON TIEMPOS REALES.


Una mudanza no se puede hacer en un sólo día...
La mejor manera de no sucumbir a la desesperación ante todas las cosas que hay que hacer, es apuntarlas en un cuaderno y numerarlas de más a menos importantes.
Cada día planificaremos cuáles de ellas realizaremos y así veremos que nuestro trabajo da sus frutos.
Si nos ponemos a trabajar compulsivamente, prestaremos atención a varios quehaceres a la vez, al final no terminaremos ninguno y seguiremos igual de exasperados.
Además, no podemos estar las 24 horas del día con deberes, deberes y más deberes. Compaginar tiempos de ocio con sacar cosas de una caja hará que mudarse sea más fácil.

Consejos para superar una mudanza
Mi salón hoy


Enfrentarse a lo que se siente...

7. ÁRMATE DE PACIENCIA. 

Es un proceso común por el que todos seguramente vamos a pasar, pero no por ello menos duro. Debemos ser conscientes de ello, comprender el momento en el que estamos y ser comprensivos con nosotros mismos. 
Permitámonos estar de mal humor a ratos, advirtamos a los que nos rodean para que nos den su apoyo.



8. DESPÍDETE EN CONDICIONES DEL LUGAR QUE DEJAS porque es la mejor manera de acoger con positivismo un nuevo sitio.

Recordar los buenos momentos que hemos vivido entre esas cuatro paredes que dejamos, dar las gracias por haber experimentado tanto y comprender que la historia continúa. 
Para comenzar con buen pie un nuevo ciclo es necesario cerrar del todo el que abandonamos.


9. UNA NUEVA CASA ES UNA NUEVA OPORTUNIDAD de afrontar nuevos proyectos o retomar antiguos que quedaron estancados. 

Ya que te pones a construir desde cero, avancemos un poco más.
Presta atención a esa afición que tenías hace años. Arregla de una vez lo que está pendiente de reparar y siempre pospones. Lánzate a decorar un rincón como el que has visto en aquella revista. Tapiza tus sillas de comedor con una tela nueva. Pinta una pared del color que siempre te ha gustado... 


10. NUESTRO HOGAR ESTARÁ DONDE ESTEMOS NOSOTROS, independientemente de los objetos, los muebles y la ropa.

Es evidente que todas esas cosas nos conectan con nuestras vivencias y lo familiar, pero estar sin ellas no es estar perdido.
Las cosas, cosas son. Tú y sólo tú eres quien los has escogido y seguirás haciéndolo con otros nuevos el resto de tu vida. 

Consejos para superar una mudanza
Mi dormitorio hoy

Confío  en que algo de esto os pueda ayudar a organizaros si de aquí a un tiempo vais a cambiaros de casa o incluso de ciudad, como yo.
Los comienzos no son fáciles. En mi caso, aunque se trate de volver a mi ciudad natal, el cambio sigue siendo igual de brusco. Pasamos de vivir en el casco antiguo de una ciudad pequeña a una zona residencial de la capital. El coche es imprescindible porque por ahora no contamos con demasiados servicios alrededor. 
La parte buena es que hemos ganado en zonas verdes y en tranquilidad. Ya nadie me despertará a las tres de la mañana cuando vuelve de fiesta...jeje.


PD1: Me maravilló la manera tan personal y positiva que tiene Andrea Amoretti de enfrentar la suya. Toda inspiración.

PD2: Los Reyes me trajeron la ayuda de La Magia del Orden para amenizar el proceso. Aun no he empezado a leerlo, pero me da que va a reestructurarme la cabeza. 


13 comentarios:

  1. Mudar es cambio y, por o tanto, oportunidad de mejorar.
    Suerte con tu cambio y ya sabes donde me tienes para ayudar.
    Bssss

    ResponderEliminar
  2. Mudar es cambio y, por o tanto, oportunidad de mejorar.
    Suerte con tu cambio y ya sabes donde me tienes para ayudar.
    Bssss

    ResponderEliminar
  3. Hola Bego! Todavía tengo pesadillas de mi mudanza desde el sur de Alemania hasta Berlín! La verdad es que yo apliqué casi todos tus consejos, menos la paciencia! Pero tienes razón, los cambios siempre son buenos, me encanta ver rinconcitos tan tuyos, un beso enorme!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja! Puede convertirse en la típica pesadilla repetitiva q nos atormenta jeje. Yo más bien tengo la del ascensor q cae...Como se suele decir la paciencia es la madre de todas las ciencias

      Eliminar
  4. No puedo estar más de acuerdo. Como una persona que ha pasado por varias mudanzas y cambios de ciudad (y que es un poco "culo inquieto"), creo que las mudanzas es una buena forma de dar un cambio a tu vida. Es el momento de tirar un montón de cosas que guardamos no sabemos porqué y de aprovechar para reformar otras.

    Y estoy totalmente de acuerdo contigo. El hogar está donde uno está. Lo demás es secundario... ¡Animo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ser cupo inquieto está fenomenallll. En mi opinión son las personas más ricas del mundo!

      Eliminar
  5. Hola Antojada! (no encontré tu nombre)

    Vengo de OyeDeb, me encontré con tu comentario y tu nombre me hizo gracia. Me gusta tu blog y acabo de descubrir que vivías por aquí cerca y que te mudas, qué curioso!
    En fin, que me apunto tu blog y te leo. Que te vaya muy bien la mudanza y mucha suerte en la siguiente etapa.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por cierto, me leí el libro de La Magia del Orden el año pasado y lo puse en práctica. Fue un punto de inflexión en mi vida, así que mucha suerte y espero que te descubra muchas cosas de ti misma ;-)

      Eliminar
    2. Gracias por los ánimos Amelia! Vives en Cartagena?
      Ya te contaré cuando me ponga con la magia del orden...



      Eliminar
    3. Murcia, pero ya ves... a un tiro de piedra.
      Espero que escribas sobre tu experiencia con el libro :-)

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

.

.