21 may. 2016

48 días con Emma

Emma Antojada por Vocación

Nuestra niña llegó hace mes y medio de noche y lloviendo a cántaros. Al más puro estilo abril, aguas mil.
Cuando una semana después salí de casa a dar una vuelta por primera vez después del parto, aluciné porque el paisaje de los alrededores había cambiado mucho. Todo estaba asalvajado. Los descampados y jardines habían crecido exageradamente y estaban verdes a rabiar.
Estaba claro, la primavera estaba aquí, y con ella nuestra florecilla había llegado.

Volver a escribir algo por aquí no ha sido fácil por la falta de tiempo y por lo que me está costando asentar tantos cambios. Esto está siendo intenso, duro, bonito, auténtico y animal...


1. He llorado más de lo que me gustaría reconocer. 
Pero prefiero reconocerlo porque odio leer publicado por ahí que la maternidad y la lactancia es todo felicidad y júbilo. En mi caso el postparto ha sido una cocktelera de emociones no siempre buenas.
Ahora que todo aquello casi ha pasado, me doy cuenta de que esa vulnerabilidad me ha hecho convertirme en una persona más fuerte. Parece algo contradictorio que no se explicar del todo. Convertirse en alguien más sensible, pero a la vez con más capacidad de aguante.

2.  He dicho adiós al melenón y hola a la melena midi. 
Llevaba tiempo deseándolo pero nunca me atrevía. Experimentar un cambio tal que se necesite reflejar externamente en un corte de pelo en algo que a veces le sucede a algunas mujeres. 

Melena Midi Antojada por Vocación

3. La lactancia es tan dura como bonita. 
Pero, o no nos lo cuentan lo suficientemente claro, o no lo queremos-podemos comprender hasta que nos llega.

4. Las caguetas también podemos ser super valientes.
El miedo al dolor es peor que el propio dolor. El parto (en mi caso) ha sido más impactante y alucinante que doloroso. Estamos programadas para ello, sabemos parir.

5. El instinto es la mejor brújula de la que te puedes valer para tomar decisiones como primerizos. 
Mejor que todos los consejos y experiencias del resto juntos. Pero eso no quita que se deba dejar de escucharlos claro. De ellos también se aprende.

6. El apoyo de otras mujeres que han pasado por lo mismo ha sido básico.
El grupo de lactancia, mis amigas, la matrona del centro de salud, mis primas y mi madre han sido la muleta en la que me he apoyado cuando he estado (y estoy) desesperada. Saber que otras han pasado por ello, que te dicen que te entienden y que lo han superado.

7. Sam sigue siendo igual o más importante para mí.
Al pobre le está costando encajar que una cosilla tan pequeña se lleve la mayoría de las atenciones y reciba tantos cuidados y tiempo.
Creo que es importante tener claro que cada miembro de la familia puede tener su sitio y que los niños no sustituyen a los perros. Que las mascotas también sufren los cambios, que pueden sentirse celosas y que hay que buscar tiempo para que sigan sintiéndose importantes.

Emma y Sam Antojada por Vocación

8. Tenemos mucha suerte de vivir en un país con un sistema sanitario público de tanta calidad.
Estoy muy contenta de haber confiado en él para el parto y el embarazo. Me sigue sorprendiendo la capacidad y dedicación de los profesionales del sector. Millones de gracias por vuestra vocación.

9. Tomarse un respiro es más que necesario para seguir siendo persona.
A las dos o tres semanas me escapé a la peluquería a por mi nuevo look. Compré un regalito a mi cuñada en el centro comercial y me agencié un par de trapitos para mí. Escribir por primera vez un post después de haber parido. Dejar a mi madre con el bebé para irnos esta noche al concierto de Bruce Springsteen.

16 comentarios:

  1. Muero de amor!!!!!!!!!! Enhorabuena, me encanta todo lo que dices. Lo explicas genial, es una etapa que no es nada fácil. En mi caso he de decir que fue mucho más fácil esa etapa que el embarazo porque tuve embarazos malísimos, pero aún así la vida nos cambia tanto que es imposible imaginar sino lo has vivido.
    Enhorabuena por ese tesoro, es guapísima, y me ha encantado que Sam tenga su sitio, ellos son muy importantes y no podemos olvidarlos.
    Un beso y el pelo te queda ideal, yo también me lo corté cuando nació mi hija mayor, es como entrar de pleno en una nueva etapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Marigem! Tan bonito y tannn duro. Coordinar bebe y mascota es dificil pero los paseos juntos sin preciosos y caóticos jejeje

      Eliminar
  2. Pocos consejos te podría dar yo en este caso, pero bueno, está claro que los cambios, del tipo que sean, desconciertan, asustan y descabalan nuestra rutina, y la llegada de un bebé imagino que debe ponerlo todo patas arriba. Así que nada, ya ves que todo es cuestión de tiempo, de paciencia, instinto, sentido común y de mucho amor.. Después todo rueda solo.
    Por cierto... recordadle que mi sobri-prefe!!.. ;)
    Un beso grande!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si todo eso que dicessss es muy necesario. También me vendría bien alguna horita más de sueño je je. Un beso madrina consorte

      Eliminar
  3. ¡Enhorabuena guapa! Disfrutad cada minuto con ella, que el tiempo pasa volando. Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Qué alegría volver a leerte ! Todas hemos sentido todo lo que cuentas y agradezco la sinceridad, da una rabia las que sólo cuentan lo bueno jajaja, sin duda los hijos nos hacen mejores y nos llenan más que nada, enhorabuena !!!!
    Ah y me encanta tu nueva melena midi !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Macamen!Ay que dura la maternidad...y luego que digan que somos el sexo debil...

      Eliminar
  5. Emma es preciosa!! Y comprendo perfectamente todo lo que has dicho. A mi se me vino el mundo encima de repente. La lactancia se convirtió en todo un suplicio (la nena tenía frenillo que tuvimos que operarle y hasta que alguién detectó el problema tela), mastitis, grietas, horas y horas enganchada... cada vez que lloraba porque tenía hambre, yo lloraba más por el dolor que me provocaba y me sentía muy malamadre... el puerperio es lo peor!!! Yo no tenía tiempo para nada, había días que ni tenía ganas de salir de casa... Pero hoy once meses después, y viendolo en la distancia, sé que la fuerza que tenemos aun cuando estamos en estado totalmente bajo de moral nos hace superar cualquier obstáculo! Somos leonas peleando por nuestro cachorro!!
    Ojalá nos preparasen para estas cosas y como dices no solo contasen la parte bonita del cuento!!
    Un besazo y perdón por el rollo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De rollo nadaaaa!!! Agradezco mucho tu comentario. Yo también he pasado por grietas y aun estoy quitandome de encima una mastitis :(. Un besazo leonaaaaa ;)

      Eliminar
  6. Muchas felicidades! muy lindo relato de tus primeros días de maternidad, personalmente (que aún no soy madre) me gusta mucho leer este tipo de relatos, sinceros y transparentes antes que poses e intentos de quedar bien, créeme que de esa forma se deja ver la verdadera felicidad. Saludos desde Uruguay!

    ResponderEliminar
  7. Bego!!! Que mona! Me ha encantado leer este post! Que ganas tenía de conocer tu experiencia y esa ratonín!!

    ResponderEliminar
  8. Hola Begoña!!! He estado de viaje una semana y a la vuelta me encuentro este post, qué alegría!!! Al final la maternidad es como muchas otras cosas, necesitan sus tiempos. Mucho ánimo!!! Emma y tú estáis guapísimas!!! Un beso muy fuerte!!!

    ResponderEliminar
  9. Muy bonito el post, mi nierta, mi Sam, mi nuera, la maternidad hay que vivirla dia a dia, ya que no se repite...pues si hay otra será diferente...ah y tu mejor y mas fuerte apoyo es tu marido... de lo quew te tienes que sentir muy orgullosa.
    Bsssss

    ResponderEliminar
  10. Muy bonito el post, mi nierta, mi Sam, mi nuera, la maternidad hay que vivirla dia a dia, ya que no se repite...pues si hay otra será diferente...ah y tu mejor y mas fuerte apoyo es tu marido... de lo quew te tienes que sentir muy orgullosa.
    Bsssss

    ResponderEliminar
  11. ¡Enhorabuena! ¡Qué muñeca preciosa! ;)
    ¡Un besazo muy grande para las dos!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

.

.