7 oct. 2016

Hábitos para recuperar el control tras la maternidad (y el verano)

Emma y su papilla de frutas

Parece que es la conversación de ascensor más repetida en mi entorno junto con los millones de virus que los niños se están pillando en las guarderías.
Que sí, que el otoño ha entrado esta vez más tarde. Que el verano se ha quedado demasiado y en consecuencia estamos todos un poco locos. El cambio de ropa se alarga y es más difícil asentar las rutinas que marcan el comienzo de la temporada si la temperatura pide sandalias.

A mí se me ha juntado un poco todo. El cambio de estación y la vuelta a la vida real después de mis primeros 6 meses de maternidad. Emma ha crecido (¡ya toma papilla de frutas!) y tenemos que organizarnos para que yo saque tiempo y pueda centrarme en nuevos proyectos y en la vuelta al mundo laboral. Así que aprovecho el tirón y estoy haciéndome un dos por uno gracias a instaurar algunos nuevos hábitos que me hacen sentir que el orden está a ratos en nuestras vidas.

Son muchas cosas las que están cambiando... O puede que en realidad no tantas. Lo que me pasa es que después de invertir horas y horas en casa junto a mi bebé, como que cualquier novedad te parece una enorme transformación. ¿Habéis sentido esto alguna vez?

Emma y Sam

Hemos diseñado unos menús de comidas y cenas y organizamos la compra en base a ellos.
De esta manera no nos pasamos comprando ni tampoco tiramos comida. 
Pero lo mejor de todo es que me he quitado de golpe el peso que me suponía la maldita preguntita de todos los días: "¿Qué hacemos hoy?". No me importa cocinar, pero odio y odio pensar qué hacer...
En consecuencia, mi marido se lleva tapper a la oficina y yo ya tengo preparada la comida y ahorro tiempo.

¡He vuelto a Pilates!
Cuando di a luz, la matrona me advirtió que ni se me ocurriera hasta que mi suelo pélvico no estuviera del todo recuperado.  Y por fin lo está.
Le doy las gracias a los genes de mi madre por ayudarme a recuperar mi peso original. Pero aun así, necesitaba hacer algo porque me sentía muy flojita de estar mucho rato sentada en casa.
Volver ha sido como recuperarme un poco más a mí misma.

Emma ha empezado la guarde.
Sin duda ha sido el cambio más drástico de todos.
Como con todo, dimos con personas que trataban de convencernos de que llevarla con 6 meses era una barbaridad y con otras que decían que cuanto antes mejor, que los niños se espabilan e inmunizan a golpe de resfriado.
Nosotros valoramos ambas opciones y decidimos por nosotros mismos.

Me he hecho un par de looks de ropa y peinado para entrevistas de trabajo.
De esta manera, si alguna me surge con poco tiempo, no tengo que destinar tiempo y quebraderos de cabeza a pensar qué ponerme y cómo ir...Es bastante parecido a lo de los menús.
Esta idea la saqué del blog de Lucia Be y creo que cuando vuelva a trabajar la aplicaré a mayor escala. Está bastante en sintonía con lo que predica La Magia del Orden.

Pronto será la cosecha de almendras y nueces familiar.
Es otra de las fechas que marcan el otoño.
Ya os he hablado de este día un par de veces... Jornada de trabajo familiar al aire libre con posterior comida campestre. Es una asentada tradición de los Landaluce ;)

Las amigas del cole con hijos hemos creado un grupo para quedar.
Me hace mucha ilusión compartir inquietudes y cosillas que van surgiendo en el día a día con mamás con las que he crecido. Mola retomar una relación más fluida con esta gente, porque es como si no hubiera pasado el tiempo. 
Seguro que los que conserváis estas amistades sabéis que es como si te comprendieras más. Como si no tuvieras que explicar muchas cosas porque te conocen de toda la vida, ¿a que si?

8 comentarios:

  1. Hola Begoña!!

    Lo primero, te sigo en fb y cada vez que veo una foto de Emma me emociono, ¡¡cada día más guapa!!

    Ya te he dicho varias veces que Marie Kondo es mi ídola desde que la conocí. Lo del uniforme de trabajo, me parece super útil. Y en cuanto a las amigas del cole, yo sigo hablando con ellas todos los días. Son las que mejor me entienden. Buen finde!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Caro! Me alegro mucho que compartas mies emociones de madre primeriza ;)

      Eliminar
  2. ¡¡Qué gusto volver a la "rutina"!! Desde luego el orden es mágico.
    Que lo disfrutes. Besos!!

    ResponderEliminar
  3. Hola Bego, todo pinta genial. Me encanta que compartas con nosotros tantas fotos de Emma. Yo también retomé pilates hace poco! Ah, me llegó hoy el libro -la magia del orden- Estoy impaciente por empezarlo, un beso para todos y a seguir así de bien! :) :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oye pues ya me contarás qué te parece por favor! Disfrútalo mucho

      Eliminar
  4. Lo del pilates te vendrá genial, estas cabezas necesitan desconectar, yo soy más de ir a correr y empiezo las mañanas con más energía.
    La mía empezó la guarde, por obligación, porque me tenía que incorporar al trabajo y no lo llevé muy bien las promeras semanas, es una niña muy madrera y sabía que le costaría. Ahora que se ha adaptado empezamos la ronda de virus, y todo lo que se pueda pillar.
    En fin, paciencia y como dice la gente, así se hacen fuertes, pero mientras se hacen o no, pobecitos.
    Un beso guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues la guarde está siendo muy buena experiencia por ahora la verdad! Por ahora sólo mocos, así que toco madera. Aunque soy realista y se que me va a tocar más tarde o temprano...jeje

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

.

.