Los 12 planes de mi otoño (en familia y no)

Emma
Emma durante el día de la cosecha familiar de almendras y nueces (Casas de San Galindo)

 

¡Feliz viernes antojadas y antojados! Se avecina el deseado y merecido descanso del finde para unos, para otros no se si tanto.

En nuestro caso,  últimamente los sábados y los domingos resultan mucho más agotadores que los días laborables. El año y medio de Emma se pronuncia con rotundidad, con necesidad de muchas horas de parque y alto nivel de actividad a todas horas, excepto por una mínima siesta de hora y media (si llega).

Nos consolamos mutuamente repitiéndonos que nuestra hija se encuentra en una de las etapas más demandantes, en las que hay que estar detrás de ella todo el tiempo (pero que llegarán otras), dándole la mano para subir y bajar escalones, cuidando de que no meta el pie en el bebedero de Sam, que no tire cosas a la taza del water, que no se meta piezas en la boca. Seguro que los que ya habéis pasado por ello me entendéis. Pero no volváis con el comentario de que la etapa de los dos a los tres (“los terribles dos”) es casi peor, por favor… Eso ya lo veremos cuando llegue.

Debido a este panorama, este otoño hemos optado por “parcelar” muy mucho algunos momentos para cada uno, en los que podamos disfrutar de actividades y aficiones, gracias a las cuales SE COGE AIRE PARA SEGUIR CON EL TIRÓN. Muchas veces son incompatibles con los 18 meses de Emma, así que nos cubrirnos mutuamente para poder sacar ese huequito que tanto nos alimenta. Aunque también hay otras  que se puede y sobre todo gusta realizar con la familia al completo.

Unos y otros van a ser la gasolina de la nueva estación…

 

II Encuentro Netisimmas

 

1. II Encuentro Netisimmas en Madrid

Se celebrará el 28 de octubre y será la segunda vez que reunimos al equipo en Madrid para tratar temas conjuntos. Ya os conté el primer encuentro que tuvimos en abril.

La novedad es que en esta ocasión hemos querido abrir el evento e invitar a aquellas bloggers o empresarias que tengan un blog como una estrategia de negocio. Contaremos con Isabel Ramis como ponente para hablarnos sobre la importancia de la creación del contenido, varios patrocinadores, una fotógrafa de lujo, un pequeño picoteo y muchas más sorpresas. Todas andamos a mar de ilusionadas con el ajetreo…

2. Música Papá

Consiste en un espectáculo especialmente pensado para niños en el que a través de la música y las luces se incentivan los sentidos.

La verdad es que solo hemos acudido a una sesión de teatro para niños con Emma, pero amigos y familiares suelen hacerlo a menudo y nos hablan muy bien de ello, además de que por lo visto les llama mucho la atención. Creo que es una buena manera de acercar a nuestros hijos a la cultura y abrirles las puertas a la creatividad.

3. Voy a a participar en las tertulias literarias de Enclave

Llevo mucho tiempo ansiando entrar en un club de lectura. Adoro comentar a fondo un libro o una película con sustento. Los comentarios de texto y análisis de novelas, poesía y obras de arte de todo tipo eran mi fuerte en el instituto, y al escoger la rama del Derecho y Administración de Empresas eso lo dejé en un segundo plano, aunque ni una sola noche de mi vida he dejado de leer.

Retomar esto va a ser como dejar fluir otra vez esa faceta que tanto me llena y que en mi entorno únicamente he podido desarrollar con mi padre y mi hermano más puntualmente, y jamás tan profundamente. Palmadas con las orejas.

4. Quiero regalar a mi marido un curso de cocina para hacer juntos

Uno de esos que se hacen en grupo y al final terminas comiéndote y bebiéndote todo lo que preparas.

Los de Federica son lo más, rezuman amor por todos lados, y una escapada a Novales sería el sueño de los dos ahora mismo. Pero es que esta temporada estamos algo justo de findes y presupuesto, así que creo que es mejor conformarse con algo en Madrid. ¿Podéis darme alguna recomendación?

Aunque no desistimos de concedernos ese caprichazo de viajar a Cantabria los dos solitos en otra ocasión.

5. Museo del Ferrocarril de Madrid

Unos vecinos nos han contado que estuvieron con sus hijos el otro día y encontraron un rastrillo de juguetes antiguos y cómics precioso. Pero además de eso, por lo visto, tienen exposición permanente, temporales, teatro, talles para niños y un mercadillo el primer domingo de mes. Parece un punto de reunión cultural muy interesante de familias que vamos a explorar.

6. Nos escaparemos a algún pueblo bonito a las afueras de Madrid

Descartamos rutas, claro. Emma ya pesa demasiado para llevarla mucho rato a cuestas, así que nos va más lo de dar una vuelta por una población bonita y terminar la visita con una buena comida en un restaurante con terraza (porque por supuesto este plan incluye a Sam) o tipo picnic.

Chinchón, La Granja de San Ildefonso, Buitrago de Lozoya, El Escorial y Robledo de Chavela son nuestros preferidos.

7. Cena de amigas, sin maridos ni niños

Nuestro momento. Cuesta un poquillo encontrarlo y ponerse de acuerdo, pero después de mucha organización y mensajes de whassapp al final nos vamos poniendo de acuerdo y llega. Y aunque aparezcas con ojeras de caballo y a rastras, siempre se agradece unirse en aquelarre.

8. Subir al Faro de Moncloa

El sitio debe de tener unas vistas de las que le gustan a Ein Tag Mit Pepa.

La verdad es que es un lugar que tengo en mente desde hace mucho tiempo, porque debe admirarse todo el Parque del Oeste, el Palacio Real, La Almudena y mucho más.

9. Concierto de Amaral el 28 de octubre

Ese día promete, porque es una fecha especial y se ha juntado con el encuentro Netisimmas. Pero aunque de nuevo tenga que arrastrarme, no renuncio a disfrutar de la música en directo y una velada de adultos.

10. Charla Founder to Founder en Campus el 27 de octubre

Los eventos que organiza Campus parecen muy interesantes y la verdad es que, aunque estoy suscrita a su newsletter, nunca he sacado momento para acudir.

¡Ahora por fin si! Además, voy acompañada por otra Netisimma, así que genial.

11. La exposición del Thyssen de Picasso y Lautrec tiene pintón.

Estoy por aprovechar una tarde de viernes tonta y escaparme yo solita y verla muy tranquilamente… Ese día el resto de la familia van a la piscina, así que puedo cambiar siesta por museo.

12. Darle un cambo de look radical a mi mesa de comedor y las sillas.

Para afrontar esta tarea necesito sacar varios momentos a lo largo de muchos días, pero luego el resultado siempre merece mucho la pena. Nuestra casa y la familia lo merecen. Yo puedo publicar otro trabajo nuevo de recuperación de muebles y sentirme orgullosa de hacer algo con mis propias manitas, en vez de comprarlo en una tienda.

Silla Antojada por Vocación

One Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *